BIOINGENIERÍA Cuentas anuales consolidadas e informe de gestión GRUPOS DE INTERÉS

Medio ambiente

Medio ambiente

Viscofan tiene un marcado carácter global y actúa en un mundo que crece en términos de población y de consumo, con un mayor uso de recursos naturales y una creciente conciencia social por el uso eficiente de los mismos, que combine crecimiento económico y las necesidades ambientales y sociales para un futuro sostenible. Viscofan reconoce y se compromete responsablemente con la protección y conservación del medio ambiente y con el uso eficiente de la energía y los recursos.

Este compromiso de la compañía se sustenta en los derechos humanos y en los siguientes principios corporativos: 

  • Mantener un enfoque preventivo que favorezca el Medio Ambiente (identificación de aspectos ambientales) 
  • Fomentar iniciativas que promuevan una mayor conciencia ambiental (a través fundamentalmente de la formación) 
  • Favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el Medio Ambiente (evaporadores, limpieza catalítica de gases, etc.)

Este compromiso se manifiesta en la política corporativa de EHS que define los valores de la organización y establece como prioridades:

  • Identificar y cumplir con la legislación y regulaciones aplicables en materia de Medio Ambiente, Salud y Seguridad (EHS) en aquellos lugares donde opera, así como otros compromisos que voluntariamente suscriba Viscofan para la mejora en estos ámbitos.
  • Perseguir la mejora continua en todas sus áreas de operación especialmente en aquellas relacionadas con el medio ambiente y la salud y seguridad de los trabajadores.
  • Usar responsablemente las materias primas, la energía y el agua.
  • Asegurar que tanto la dirección como los empleados y todo el personal que trabaje para la organización o en nombre de ella son conocedores de esta política y son formados en la medida de sus responsabilidades para cumplir con esta política.
  • Establecer indicadores que nos permitan evaluar la evolución de nuestro desempeño en estas áreas.
  • Promover la creación de una cultura de mejora continua en materia de EHS, definiendo objetivos e implantando estándares corporativos.
  • Desarrollar una relación de cooperación con los grupos de interés que facilite el diálogo abierto y objetivo, y que ayude a asumir la corresponsabilidad de todos en estas materias.

Para garantizar la aplicación de los principios contenidos en la política se han desarrollado las directrices de Gestión de EHS del Grupo Viscofan, que establecen las bases comunes para la implantación de sistemas de gestión de la seguridad y la salud laboral y del medio ambiente. Son un total de 15 directrices que especifican requisitos para otras tantas áreas como la gestión del cumplimiento normativo, la identificación y evaluación de riesgos y aspectos ambientales o la preparación ante emergencias entre otros. A final de 2016 las directrices de Gestión EHS se han implantado prácticamente al 100%  en todas las plantas productivas del Grupo, excepto en las nuevas adquisiciones (Vector) con las que se ha iniciado el proceso en el 2017.

Por otra parte, estamos convencidos de la eficacia del diálogo con nuestros distintos grupos de interés para poder conocer las inquietudes y distintas propuestas de mejora que existan en esta materia. 

La compañía quiere promover un modelo productivo que apueste por la sostenibilidad en el uso de los recursos en el largo plazo y que contribuya a evitar el cambio climático.

La importancia que Viscofan concede al ámbito de EHS se refleja en la inclusión de la certificación ISO 14001 y OHSAS 18001 en todas las plantas productivas dentro de los objetivos a alcanzar en el periodo “MORE TO BE”. Viscofan SA, matriz del grupo, ejerce de punta de lanza con su certificación bajo ISO 14.001 a final de 2016. Esta certificación se une a las ya obtenidas en ejercicios anteriores para la gestión de la eficiencia energética (ISO 50.001), Seguridad y Salud Laboral (OHSAS 18.001) Calidad (ISO 9.001) e Higiene Alimentaria (BRC). Con esta exitosa experiencia, el Grupo espera que al menos el 50% de las plantas obtengan la certificación ISO 14001 y OHSAS 18001 a cierre de 2017.

Estos objetivos ponen de manifiesto el desempeño de la compañía en la protección del Medio Ambiente, la protección de la Seguridad y la Salud de los trabajadores y el nivel de protección contra incendios de las instalaciones de la compañía, lo cual supone un nuevo impulso para la sostenibilidad.

Asimismo, Viscofan  forma parte del Pacto Mundial de Naciones Unidas desde el año 2015, en clara línea con el deseo de crecer en sostenibilidad, también en lo que se refiere a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) relacionados con el medio ambiente (cambio climático, conservación de los recursos marinos, protección de los ecosistemas, gestión sostenible del agua). A lo largo del 2016, Viscofan ha realizado su fase de diagnóstico y ha identificado sus principales desafíos de mejora dentro de los objetivos del Pacto. Información que se reporta en el primer Informe de Progreso del Grupo Viscofan.

EJES DE ACTUACIÓN MEDIOAMBIENTAL

El Grupo Viscofan trabaja en dos ejes fundamentales que agrupan y guían los proyectos de la compañía en materia medioambiental:

  • La sostenibilidad en el uso de los recursos
  • Contribuir a evitar el cambio climático

SOSTENIBILIDAD EN EL USO DE LOS RECURSOS

En la medida en que el Grupo Viscofan sea capaz de utilizar de manera más eficiente los recursos disponibles, ya sean materias primas, recursos energéticos o hídricos, la compañía estará más cerca del objetivo de sostenibilidad.

El hecho de que Viscofan cuente con plantas de producción en 10 países diferentes - cada uno con su legislación específica en materia medioambiental – plantea el reto de establecer unos criterios homogéneos de información. A lo largo del 2016 se ha llevado a cabo un esfuerzo muy relevante en la incorporación de nuevos recursos y herramientas, que han dado los primeros resultados del proyecto de unificación de criterios de reporte entre todas las plantas del Grupo. Se han establecido nuevos indicadores de gestión medioambiental para el periodo estratégico “MORE TO BE” 2016-2020 que, en muchas ocasiones, son incluso más exigentes que las normativas medioambientales de cada país. Estos indicadores incluyen la gestión del agua, profundizan en el ciclo de materias primas-proceso productivo-gestión de residuos y se establecen mediciones de emisiones directas e indirectas de CO2. 

Los indicadores que se muestran en el presente informe tienen como base 100 el ejercicio 2015. Debido a la no homogeneidad con los indicadores del plan estratégico precedente, y con el objetivo de ofrecer información histórica sobre la gestión medioambiental del Grupo, en este informe se muestran también la evolución de los indicadores establecidos para el periodo estratégico precedente (Be MORE) que comprendían los años de 2012 a 2015.

Gestión del agua

Nos movemos en un entorno de creciente demanda de agua industrial, por lo que la optimización en su uso es uno de los pilares en los que se sustenta la política medioambiental de Viscofan. Tenemos identificados los indicadores clave de gestión con un doble fin: optimizar los consumos de agua en aquellas filiales de la compañía donde sea posible y, por otra parte, mejorar el proceso de depuración de agua encaminado a reducir la carga contaminante de la misma.

En 2014 comenzamos a trabajar en la definición de indicadores para consumo y utilización de agua que ya en 2015 nos permitió seguir la evolución de los consumos de las distintas plantas y establecer un benchmarking interno para realizar la transferencia de las mejores prácticas de unos centros a otros, al igual que se realiza con la tecnología de  producción.

En 2016, continuando con los procesos de mejora de gestión  del agua, se ha avanzado en el conocimiento y optimización de las fuentes de suministro en las distintas compañías del grupo aunque todavía no se reportan reducciones significativas en los ratios de consumo de agua por metro producido en las plantas de extrusión, que son las más intensivas en el uso de agua. Las ineficiencias propias de los procesos de arranque de nuevas instalaciones como la ampliación de capacidad realizada en Uruguay y la inclusión en el indicador de todos los procesos productivos hacen que el ratio de consumo de agua por metro extruido sea superior en 2016 respecto al año precedente.

Con el mismo objetivo, se han iniciado proyectos de reutilización de agua en Serbia, Uruguay y China que se espera nos permitan obtener mejoras adicionales.

El ratio de intensidad de consumo de agua (m3/Millón de metros producidos) en 2015 fue establecido como base 100 para medir la evolución de nuestra intensidad de consumo de agua en los próximos años y para el establecimiento de objetivos de mejora.

Por otro lado, Viscofan entiende que la gestión adecuada del agua incluye además la correcta depuración de sus aguas residuales y la minimización del impacto de sus actividades en  el entorno. En 2016 se ha realizado una inversión para la mejora de la planta de tratamiento de agua en Uruguay con la implantación de un sistema de “ultrafiltración por membrana” con el fin de aumentar la capacidad y el rendimiento de la planta. Esta tecnología se implantará en 2017 en la planta de tratamiento de agua de nuestra fábrica de extrusión en China para aumentar su capacidad de depuración.

Materias primas y residuos

Otro eje fundamental de la política de EHS es la reducción de residuos y la mejora en la valorización de los mismos, priorizando aquellos sistemas de gestión que les dan un uso con menor procesado. En este sentido, la utilización eficiente de las materias primas es clave y tiene un doble efecto positivo, tanto para Viscofan como para el entorno.

La reducción de la generación de residuos y la optimización de su gestión, priorizando la recuperación o el reciclaje frente a otros sistemas como la destrucción o la disposición, tiene que convertirse en los próximos años en otro de los pilares de la gestión EHS. Con los nuevos criterios de reporte, en 2016 el porcentaje de residuos valorizados tras la consolidación de toda la información del grupo ha sido del 60,4%.

Este porcentaje es el resultado de múltiples iniciativas a lo largo de todas las plantas del Grupo, como es el ejemplo de la República Checa, que mediante la separación en origen de cada residuo y la búsqueda de soluciones de reciclaje, la planta ha conseguido incrementar el porcentaje de residuo reciclado desde un 8% en 2012 a casi un 75% entre reciclado y reutilizado en 2016; o en Alemania con casi un 90% de sus residuos destinados a compostaje. Seguimos trabajando en la mejora de la gestión de residuos para aumentar su valorización. La transferencia de conocimiento de unos centros a otros y la investigación de nuevos usos o nuevos procesos para el tratamiento de residuos son líneas que hemos mantenido abiertas en 2016 y en las que seguiremos trabajando en 2017.


USO DE LA ENERGÍA. CONTRIBUIR A EVITAR EL CAMBIOCLIMÁTICO

El enfoque de sostenibilidad del Grupo Viscofan se dirige hacia un uso eficiente de la energía con un bajo impacto medioambiental. Deseamos promover el uso racional y eficiente de la energía en toda la cadena de valor de Viscofan, desde nuestras fábricas a nuestros proveedores. Nuestra estrategia para conseguirlo es reducir, simultáneamente, las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar los efectos adversos de estos gases en nuestro entorno.

Sigue aumentando en todo el mundo la conciencia para lograr un modelo energético sostenible, capaz de reducir las emisiones de CO2 basado en el ahorro, la eficiencia y las energías renovables.

Entendemos que la eficiencia en el uso energético es clave para la consecución del objetivo de contribuir a evitar el cambio climático. El aprovechamiento del calor, incluso en los efluentes de nuestros procesos productivos, o la sustitución de equipos con altos requerimientos de energía por otros más eficientes forman parte de la estrategia de Viscofan, enfocada a la reducción de emisiones globales de CO2. Reducir nuestros requerimientos de energía y realizar un aprovechamiento máximo en las distintas formas en la que esta energía está presente en nuestros procesos.

Viscofan invierte continuamente en la adopción de nuevas tecnologías más eficientes en diferentes áreas de sus procesos, como es el caso del nuevo sistema de evaporación en Brasil. Este nuevo sistema, que permite reducciones superiores al 50% en la energía necesaria para evaporar cada kg de agua respecto al sistema anterior, es ahora el benchmark del grupo en cuanto a evaporación. En 2017 está prevista la instalación de un nuevo evaporador con esta tecnología en nuestra planta de Cáseda.

En el proceso productivo de envolturas, el uso eficiente de la energía es una fuente de ventaja competitiva. En este sentido, el Grupo Viscofan cuenta con centrales de cogeneración en Cáseda (España), con una capacidad instalada de 48MW, otra en Zacapu (México), y otra en Weinheim (Alemania) , lo que ha permitido mayores ahorros energéticos y productivos. En 2017 se va a acometer la renovación de los equipos de cogeneración existentes en nuestra planta de México con el objetivo de obtener mejores eficiencias.

Esta transformación supone un hito importante en la eficiencia energética de Viscofan, ya que permite que el Grupo produzca más de la mitad de la energía total bajo sistemas de gestión certificados según la norma ISO 50.001 de eficiencia energética. Este sistema de Gestión de la eficiencia energética nos permite estar preparados para cumplir con el nuevo RD 56/2016 sobre eficiencia energética en lo referente a Auditorías energéticas y que transpone la directiva 2012/27/UE. Más allá del cumplimiento normativo, la mejora de la gestión ha permitido incrementar el porcentaje de la energía calorífica que aporta la cogeneración en nuestra planta de Cáseda en un 40% entre 2012 y 2016.

La utilización de la cogeneración como fuente de generación de energía y calor supone una reducción de las emisiones en comparación con otros sistemas como la generación de vapor convencional. En el caso de Cáseda, se ha conseguido un ahorro en emisiones de CO2 superior al 30%. En 2016 más del 40% de la energía eléctrica consumida por las plantas del grupo se ha producido en las plantas de cogeneración propias. En 2017 este porcentaje aumentará con la ampliación realizada de la planta de Zacapu en México.

RECURSOS  ECONÓMICOS  DESTINADOS  A  PROYECTOS EHS

Este compromiso creciente con la sostenibilidad se pone de manifiesto también en la dimensión financiera, ya que los proyectos de medio ambiente, seguridad y salud que supusieron una inversión de €6,9MM en 2016 y suponiendo un 8% de las inversiones totales del Grupo, entre las que destacan por su cuantía las destinadas a: la optimización de instalaciones de generación de vapor y energía, la depuración de aguas residuales, la mejora de las instalaciones de protección contra incendios, las mejoras ergonómicas, la reestructuración de los consumos de agua, las nuevas instalaciones para el tratamiento de las aguas residuales, la seguridad patrimonial, etc.

OBJETIVOS MEDIOAMBIENTALES PERIODO ESTRATÉGICO BE MORE 2012-2015

A continuación se muestran las gráficas relativas a los principales indicadores en el área de medio ambiente que corresponden al periodo estratégico anterior “Be MORE 2012-2015”


Esta página web utiliza cookies para realizar análisis de uso y medición con el objetivo de mejorar su visita. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestro Aviso Legal y Política de Cookies. Aceptar